Analizarán la riqueza cultural de la identidad sonidera en el Centro Cultural José Martí

18057914_10212578967532177_7971204862363966126_n

SC/DDC/CP/0281-17 Ciudad de México, 25 de abril de 2017

• Jesús Cruzvillegas y otros promotores culturales platicarán sobre esta expresión musical de los barrios, considerada un acto de resistencia que debe darse a conocer y protegerse

• Después de la charla a realizarse en el marco del ciclo “Miércoles de libros y poesía”, el próximo 26 de abril a las 18:00 horas, el colectivo de performance Sonidero Marginal dará una muestra de esa identidad sonidera

¿Existe una identidad sonidera en la ciudad?, ¿cuándo, cómo y por qué surge?, ¿qué le caracteriza?, y, sobre todo, ¿cuál es el papel que tienen las mujeres? Éstas y más preguntas sobre la expresión musical de los barrios son tratadas en el libro Pasos sonideros, del promotor cultural y activista en derechos humanos Jesús Cruzvillegas.

Publicada por la editorial Proyecto Literal y la Dirección General de Publicaciones de la Secretaría de Cultura Federal en 2017, esta investigación sobre derechos culturales será presentada por el autor en el Centro Cultural José Martí (Dr. Mora, Col. Centro, cerca del metro Hidalgo) como parte del ciclo “Miércoles de libros y poesía”, el próximo 26 de abril a las 18:00 horas.

“Como existen otros documentos sobre sonideros, que dan cuenta de su riqueza cultural, musical y visual”, detalló Cruzvillegas en entrevista, “Pasos sonideros también da cuenta de la participación de las mujeres en el universo sonidero; las diferentes problemáticas a las que se enfrentan para desarrollar su actividad, y la falta de articulación de los sonideros para organizarse y defender su causa”.

Para nutrir con otros puntos de vista el tema, acompañarán la charla Orfe Castillo, feminista y colaboradora de JASS Mesoamérica (red nacional y local de activistas y defensoras de derechos humanos); Óscar Benassini, editor de la revista de crítica de arte contemporáneo Caín y la revista La Tempestad, y Antonio Nieto, artista e investigador, colaborador de Hoja Urbana (colectivo artístico y medio de comunicación alternativa que surge en el año 2006).

Después, habrá una muestra musical de la identidad sonidera con la presencia de Sonidero Marginal, un colectivo de performance e investigación de cultura popular, integrado por Antonio Nieto y Zosim Silva, egresados de la carrera de Comunicación Visual de la UAM Xochimilco y de la Maestría en Artes Visuales de San Carlos (UNAM).

El colectivo se autodefine de la siguiente manera: “Ritmos y músicas de los esclavos antiguos y modernos, todo un atentado contra el buen gusto”.

Los sonideros, una acción por los derechos culturales Pasos sonideros es una compilación de testimonios en primera persona, donde Jesús Cruzvillegas, colaborador de la Comisión de Derechos Humanos de la capital, aborda los aportes de los sonideros a la historia y tradición de nuestras ciudades. Además, el texto trata la embestida de las autoridades en contra del goce y disfrute del espacio público, afectando de paso los derechos de los sonideros como comunidades culturales.

Sobre el interés por escribir un libro sobre el tema, el autor partió de una investigación más amplia acerca de los derechos culturales en la Ciudad de México que realizó durante 15 años. “En mi labor como promotor cultural y también como activista de derechos humanos he podido documentar diferentes casos de carácter cultural, donde las autoridades limitan el goce y el ejercicio de dichos derechos”, dijo.

“El sonidero tanto como identidad cultural como comunidad cultural son discriminados por su carácter popular y característico de esferas de escasos recursos, y también porque cada vez más se limita el goce del espacio público.

“Me parece importante escribir sobre estas personas más allá de la mirada de lo exótico o lo kitsch. Ser persona sonidera, más allá de lo superficial y frívolo, es un acto de resistencia que debe darse a conocer y que se debe promover su protección”, agregó.

Jesús Cruzvillegas considera esta expresión como un derecho cultural, y “parte de las definiciones que plantea la Declaración de Friburgo (2008) en su artículo 2, donde cultura ‘abarca los valores, las creencias, las convicciones, los idiomas, los saberes y las artes, las tradiciones, instituciones y modos de vida por medio de los cuales una persona o un grupo expresa su humanidad y los significados que da a su existencia y a su desarrollo’”.

Ahora, comentó el promotor cultural, con la reciente Constitución de la Ciudad de México también se busca garantizar los derechos culturales, en su Artículo 8 “Ciudad educadora y del conocimiento”, que entre otras cuestiones plantea que todo individuo tiene derecho a elegir y que se respete su identidad cultural, en la diversidad de sus modos de expresión.

El estilo de baile, el uso del espacio público, la forma particular en la que hablan los locutores mientras suenan las canciones, los nombres y logotipos, así como la importación de música de Sudamérica, son algunas características que toma en cuenta Cruzvillegas para definir la identidad sonidera.

“Gran parte de nuestro bagaje musical tropical es gracias a la labor sonidera. No se podría entender el éxito de géneros musicales en Monterrey, Puebla y también en ciudades de Estados Unidos sin los bailes y las plataformas de comunicación sonideras”, afirmó.

Jesús Cruzvillegas estudió Ciencia Política en la UNAM. Actualmente es Director de Promoción Territorial para el Ejercicio de los Derechos Humanos en la Coordinación de Vinculación con Sociedad Civil y de Políticas Públicas de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México.

–o0o–

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

#PasosSonideros en abril de 2017.

IMG_5053IMG_4883IMG_5050

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Homenaje al Sonido El Gato en Clavería 22.

17523391_1140088956119613_4312423987744911737_n17522698_1140089476119561_5339038010203118615_n

Homenaje al Sonido El Gato en Clavería 22.

Luciano Salazar es el Sonido “El Gato” de la colonia Huichapan delegación Miguel Hidalgo, CDMX. Como se puede verificar con una sencilla búsqueda en internet, existen varios sonidos que también se hacen llamar “El Gato”: Sonido El Gato (Isidro Favela, CDMX), Sonido El Gato de los Hermanos Vizuet (Contepec, Michoacán), Sonido El Gato de los Hermanos Rangel  “El orgullo de las Torres de Satélite” (Naucalpan, EdoMex), Sonido El Gato de Joel Espinoza, Sonido El Gato Mix (León, Guanajuato); también están el Sonido Súper Gato (Ecatepec, EdoMex),  Sonido Súper Gato (Tepito, CDMX), Sonido el Gato cumbianchero (Ciudad Guerrero, Chihuahua), Sonido Súper Gato de Félix Benítez, y Sonido Súper Gatos (Fort Smith, Arkansas). Probablemente hayan existido varios más “Gatos” en la maravillosa historia de los sonidos en México.

Cuando era niño, el tema en español de los dibujos animados del Gato Félix repetía en los coros “Félix el gato, el único-único gato”.

Luciano Salazar no es el único gato, pero es un personaje único. Y también todas las trayectorias de las personas sonideras son únicas. Dan cuenta de la historia de nuestros barrios populares, porque la identidad sonidera es indisoluble de la identidad territorial, “pertenece a” y “representa a tal”. Historia local y tradición.

Luciano Salazar pudo haber sido actor de cine, en especial de las películas de Juan Orol, esas de gángsters contra charros. La camorra italiana hubiera necesitado los ojos azul profundo de Salazar para intimidar a sus adversarios. De ahí su mote “el Gato”, sin más.

Podríamos abordar el importante legado para el universo sonidero que ha dejado la colonia Huichapan, famosa no solo por ser vecina del Centro de Sanciones Administrativas y de Integración Social, conocido popularmente como “El Torito”, sino también por ser tradicionalmente sonidera.

Pero las voces autorizadas para hablar sobre el universo sonidero son las propias personas sonideras. Acerca del homenaje al Sonido el Gato se han manifestado:

Ricardo Colín comentó: “Ahí estaremos apoyando ese homenaje a uno de los iniciadores del movimiento sonidero en la Col. Huichapan, el Sr. Luciano Salazar sonido ‘El Gato’.Sensación Caracas presente”.

También Alberto Ugalde escribió: “Pues la verdad no tengo palabras para expresar mi deseo (de) formar parte de ese homenaje al gran impulsor de las grandes tardeadas en el salón los Colorines y gran parte de la colonia Huichapan de antaño y pues ahora que está cerca tu homenaje quiero desearte muchas felicidades mi ‘Gato’ y que Dios te colme de dicha y derrame una lluvia de bendiciones en tu familia y pues no hay palabras para demostrar mi admiración por tantos años de música salsa un fuerte abrazo de tu amigo el ‘Músico de la Huichapan’…”

También celebraremos el cumpleaños de otro personaje de la Huichapan, más específicamente de la “pequeña Habana Huichapan” Ricardo Mendoza alias Sonido Duende.

El nombre del sonido de Ricardo cumple perfectamente con su definición:  “Espíritu fantástico, con figura de viejo o de niño en las narraciones tradicionales, que habita en algunas casas y causa en ellas trastorno y estruendo”.

Aunque en lo personal yo me quedaría con ese término que usan los españoles, “tener duende” para definir “un encanto misterioso e inefable (o sea, que no se puede explicar con palabras)”.

Las personas que nos hemos dedicado a investigar al universo sonidero desde otras miradas y disciplinas debemos reconocer la generosidad de “Duende” y su familia, porque nos han abierto las puertas de un ámbito difícil de acceder. Gracias.

El homenaje al Sonido el Gato se realiza en el marco del aniversario del Espacio Cultural Clavería 22, una iniciativa independiente y ciudadana que ha apostado por la promoción cultural en esta zona de la ciudad alejada de los polos hegemónicos ya conocidos (Condesa, Centro, Roma).

Platicando con el principal impulsor de Clavería 22, el joven poeta Arturo Alva Gómez Xelhuantzi mencionábamos que los espacios culturales y las personas sonideras tienen mucho en común:

  • aportan a la vida cultural de nuestra ciudad,
  • brindan servicios culturales en zonas donde el Estado es omiso,
  • generan procesos de fortalecimiento de la comunidad,
  • son industrias culturales en potencia,

y desafortunadamente también comparten

  • ser víctimas del hostigamiento de autoridades delegacionales y
  • ser desplazados a cuenta de la privatización del espacio público. Sí, desplazados.

El homenaje al Sonido el Gato de la Huichapan es para las historias sencillas, locales y significativas. De sonidero a sonidero. Es resistencia.

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

“Pasos Sonideros”. Jesús Cruzvillegas

pasos_sonideros-500x500

“…hay publicaciones que capturan el ambiente sonidero, pero su libro Pasos Sonideros va más allá de mostrar el lado exótico, es un análisis que quita el estigma de que el movimiento no puede ser considerado cultura…”

Helmer G. Morales, El Gráfico.

“Jesús Cruzvillegas aborda en un libro el mundo del baile callejero desde una visión sociológica. Se trata de una investigación en la que el autor profundiza en el movimiento de sonideros de la capital del país como muestra fehaciente de falta de ejercicio de los derechos culturales”

Ángel Vargas, La Jornada.

“… el escritor advierte en su nueva obra que cuando se cancela un baile no sólo se está cancelando el tema cultural de la identidad de los sonideros, sino también el de los asistentes al encuentro y explicó que los sonideros existen porque no toda la gente podía ni puede acceder a los grandes salones ni a una discoteca; por eso se hacen bailes en las calles…”

Ernesto Santillán, Cultura Colectiva.

Pasos sonideros es una investigación sobre derechos culturales.

Es una compilación de testimonios en primera persona, donde el autor aborda los aportes de los sonideros a la historia y tradición de nuestras ciudades. Y que al tratarse de una identidad discriminada debe respetarse de acuerdo a los diferentes tratados nacionales e internacionales en materia de derechos culturales.

Otros autores han elaborado tesis, libros y documentales que han elogiado el valor cultural de los sonideros. También han habido exposiciones que exaltan su riqueza visual y musical.

La mirada de Pasos sonideros pone especial énfasis en las dificultades que enfrentan día a día los sonideros para que sobreviva su tradición.

Señala el desconocimiento de las autoridades en materia de derechos culturales. Y también la falta de articulación de los sonideros para hacerlos valer.

Este texto aborda la embestida de las autoridades en contra del goce y disfrute del espacio público, afectando de paso los derechos de los sonideros como comunidades culturales.

En la primera parte del libro hay una selección de fotos de Juan Carlos Ruiz que fueron tomadas en 2001 durante un baile sonidero en Pantitlán. Las fotos de la segunda parte denominada “Las voces sonideras” las tomó Ruiz en 2016 en la exposición de Jota Izquierdo “Modernidad pirateada” del Museo Universitario del Chopo de la UNAM.

También incluye un CD con un audio que nos responde a la pregunta “¿qué significa ser sonidero?”.

Pasos sonideros es una coedición de la Editorial Proyecto Literal y la Dirección General de Publicaciones de la Secretaría de Cultura.

Jesús Cruzvillegas

Es promotor cultural y activista de derechos humanos. Estudió Ciencia Política en la UNAM. Actualmente es Director de Promoción territorial para el ejercicio de los Derechos Humanos, en la Coordinación de Vinculación con Sociedad Civil y de Políticas Públicas de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal.

“Pasos sonideros” está a la venta en:

Librerías Educal (online y con librerías en toda la República).

Librería de la Jornada (Av. Cuauhtémoc 1236. Col. Santa Cruz Atoyac, Benito Juárez CDMX)

Editorial Proyecto Literal  (online).

Librerías El Sótano

PUEBLA- Librería Profética Casa de Lectura

Notas en medios sobre “Pasos sonideros”:

El Gráfico.

La Jornada.

Cultura colectiva.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

La Jornada: “Sonideros, ejemplo del desdén hacia los derechos culturales”.

final-jornada

Deja un comentario

febrero 21, 2017 · 5:54 pm

El Gráfico: “Más allá del sonido. Presentan libro #PasosSonideros

jcv

El Gráfico del universal, jueves 16 de febrero de 2017. página 20.

Deja un comentario

Archivado bajo Presentaciones de libros, publicaciones

Jesús Cruzvillegas “Modelos para ciudades convivenciales: los centros culturales comunitarios” publicado en la Revista DFensor de la CDHDF, núm. 10, 2016.

1j2j3j4j5j

Deja un comentario

Archivado bajo publicaciones